La plataforma de digitalización X4 Suite de SoftProject está plenamente operativa para permitir la orquestación de contenedores con Kubernetes. Kubernetes automatiza, escala y gestiona las aplicaciones de contenedores. Se puede crear cualquier número de contenedores de Docker a partir de la imagen de X4 Suite que se proporciona. Con la ayuda de Kubernetes, por ejemplo, también se puede utilizar la plataforma de orquestación Red Hat OpenShift que proporciona una forma fácil de automatizar, gestionar, configurar, instalar, mover y escalar contenedores. Con poco esfuerzo, las empresas consiguen el mejor rendimiento posible, se vuelven más flexibles y ahorran recursos y costes, así como reducción de trabajo en los procesos de actualización e instalación.

Kubernetes: Como una imagen de X4 Suite abre nuevas oportunidades de digitalización

El término contenedor proviene de la industria de la logística, donde los contenedores industriales se cargan, mueven y distribuyen de la mejor manera posible. En los programas informáticos, un contenedor es una instancia separada, en gran parte encapsulada de su entorno, que por lo general sólo accede de manera selectiva a determinados recursos del sistema operativo. Son ligeros, flexibles y fáciles de utilizar e incluyen todos los componentes necesarios -como frameworks, bibliotecas y configuraciones- para proporcionar aplicaciones independientes. Entre ellas figuran soluciones en ERP´s, servidores de bases de datos, microservicios o soluciones de digitalización, entre otras. Los contenedores pueden utilizarse como de costumbre en un data center, pero también en todas las plataformas cloud más populares. Además de los recursos del sistema operativo, los contenedores utilizan principalmente sus propios recursos, como el espacio de almacenamiento, las direcciones de red y un paquete de instalación integrado. Como sistema autónomo, los contenedores pueden actuar independientemente de otras aplicaciones.

Cómo convertir los componentes de software en un poderoso contenedor Docker

La imagen de X4 Suite puede ser copiada fácilmente y proporciona la base para un contenedor sin necesidad de instalación de software. Por lo tanto, una imagen siempre contiene una descripción de configuración de cómo debería ser el futuro contenedor y qué funcionalidades debería cumplir. A diferencia de un contenedor, una imagen no tiene todavía ninguna dependencia de los recursos del sistema operativo. Esto los hace flexibles y permite que se muevan entre diferentes sistemas. No importa si la imagen de la Suite X4 está alojada en un servidor físico o virtual. La imagen contiene todas las funcionalidades para ejecutar el software desde el propio sistema de archivos. Para ello, Docker lee la información de la imagen de X4 Suite y crea uno o más contenedores Docker a partir de ella. En otras palabras, un contenedor es simplemente una «imagen ejecutada». El desarrollador o administrador ajusta ciertas propiedades de configuración y en poco tiempo, cualquier número de nuevos contenedores X4 Suite Docker estarán disponibles para una amplia variedad de escenarios y abierto a aplicaciones y servicios web deseados.

Red Hat OpenShift minimiza el esfuerzo de orquestación para los usuarios

Los contenedores suelen compartir los recursos del sistema operativo en el que se ejecutan (capacidad de espacio en el disco duro, gestión de derechos o permisos de usuario). Kubernetes se encargan de la administración, coordinación y orquestación de los recursos en la medida de lo posible. Por ejemplo, este sistema open-source reconoce cuando a un servidor le faltan recursos para gestionar un volumen alto de trabajo y automáticamente suministra un contenedor añadido para rebajar la carga. Red Hat OpenShift provee a los usuarios de herramientas de fácil gestión como la asignación de permisos de usuario. Esto acaba con la necesidad de configuraciones a bajo nivel que serían necesarias en Kubernetes. Esto facilita a los usuarios la gestión de las aplicaciones y los procesos, al tiempo que aumenta la eficiencia.

X4 Suite Docker Container: Escalabilidad y seguridad

Los contenedores X4 Suite-Docker tienen la ventaja de que los hotfixes, es decir, las correcciones de errores en el software, o las actualizaciones no tienen que aplicarse por etapas: basta con proporcionar una imagen actualizada de X4 Suite con las actualizaciones para desplegar automáticamente los ajustes en todo el entorno de contenedores. Los contenedores pueden ser creados y gestionados desde la imagen X4 Suite en su propio data center y en su propia máquina virtual, así como en su propia nube o en varias plataformas de cloud computing como Google Cloud Platform, Amazon Web Services AWS o Microsoft Azure. Las empresas no están vinculadas a una infraestructura y también es posible la operación paralela de aplicaciones en diferentes plataformas.

Conclusión:

Dado que la imagen de X4 Suite Docker ahora también puede utilizarse con Red Hat OpenShift (basado en Kubernetes), las empresas pueden crear rápidamente cualquier número de contenedores de la imagen X4 Suite, escalar según sea necesario y aumentar significativamente la velocidad y la eficiencia de sus procesos.

X4 Suite es compatible con Kubernetes y Red Hat OpenShift sin limitaciones. ¿Cuáles son las ventajas específicas para las empresas?

  • Escalabilidad ilimitada
  • No es necesario añadir instalaciones de software
  • Ahorro de tiempo y recursos
  • Compatibilidad con todas las plataformas y sistemas
  • Desplegar nuevos sistemas sin esfuerzo
  • Mínimo esfuerzo para las actualizaciones y los hotfixes
  • Uso flexible de cualquier tipo de aplicación
  • Instalación de varios sistemas de prueba sin esfuerzo
  • Menos esfuerzo en la administración del sistema
  • No hay costes añadidos para el hardware
  • Un entorno siempre perfectamente ajustado de forma automática